CIUDAD, de Ricardo Barreiro y Juan Giménez (1991)

ciudad

Este cómic es uno de mis preferidos, y lo recuerdo con mucho cariño. Fue uno de los  primeros que leí y que tuve, los dos tomos editados por Toutain Editor y que hace unos años reeditaron en un solo volumen en Ediciones 11:11. Es una buena elección para aproximarte a los cómics si no estás muy familiarizado: un dibujo detallado y preciso de la calidad que aporta Juan Giménez, en blanco y negro, y el guión de Barreiro, tan bien estructurado que parece que estás viendo una película de acción.

El cómic empieza cuando el protagonista, Jean, tras discutir una noche con su novia decide volver a casa caminando. A los pocos minutos de recorrer lo que creía ser su barrio, se pierde por la ciudad, encontrándose con calles desconocidas para él, una ciudad desierta, arrasada, y a pesar de ser ya por la mañana, no ha amanecido.  Ya no hay vuelta atrás, la Ciudad acaba de acogerle en sus brazos. Allí encontrará a Karen, otro “naúfrago” perdido; ambos  buscarán juntos una manera de escapar de esa maldita urbe que parece no tener salida, y a su vez tendrán que sobrevivir a sus trampas.

046

La historia está dividida en doce capítulos, de los cuales cada uno de ellos contienen un pequeño relato dentro del argumento general. De forma dinámica,  los escenarios de la metrópolis cambian y nos van presentando a más personajes, cada cual más extraño, pero todos tienen en común que han aparecido en la Ciudad de la misma manera, y que tampoco pueden salir…su cometido será llegar al centro de esa inmensa ciudad, donde según la leyenda hay una gigantesca plaza circular, y en medio de ella un ascensor; el ascensor que lleva a la única salida… no sabemos si de la ciudad, o de la muerte, como última trampa macabra de la ciudad. Quien se atreve a introducirse en él y pulsar el único botón que tiene, nunca más regresa.

082

Las referencias exteriores son abundantes: El Aleph de Borges es tomado como fuente, al tratar de lo infinito, lo inabarcable, lo laberíntico, y donde los autores hacen un guiño en el cartel de una calle de la Ciudad, llamada Rue Le Aleph.Se hace alusión al Diluvio Universal en el capítulo 7;  el número 9 es titulado Jardín de las Delicias; al mito de Cthulhu, cuando llegan al Pueblo Catedral; al flautista de Hamelin en el personaje del vagabundo músico al que las ratas le son inseparables desde que llegó a la ciudad; también nuestros protagonistas se topan con Dracula, Frankenstein, La Momia, El Hombre Lobo y Alien, y curiosamente no hacen daño a los humanos, ya que éstos les han creado con la materia de nuestras leyendas y sueños. Es el mundo al revés, todo es posible en la Ciudad.

045

El guión no se plantea de forma cerrada, no se explica cómo llegan los náufragos allí ni por qué, y acaba con la misma incógnita. El extraterrestre Eternauta (personaje creado por Oesterheld) plantea algunas cuestiones en el último capítulo:

-¿Cuál es la realidad? ¿Puedo estar yo mismo seguro de mi propia existencia? La ciudad es un lugar fantástico, quizá la intersección en un punto infinito de todos los continums espacio temporales de la tierra…aquí no existe lo imposible. No hay lógica ni reglas; estamos en el infierno y en el paraíso, al mismo tiempo en el Aleph de Borges o la infundiblula cronosinclástica de Voneguth. En el todo y la nada.
¿Y si acaso la ciudad fuera un fantástico experimento ejecutado por una súper  raza extraterrestre…?¿O si fuera tan solo una delirante pesadilla colectiva?¿Y si ninguno existimos realmente? ¿Si fuéramos tan solo personajes de una novela?…¿de un filme? O por qué no…¿acaso de una historieta…?

076


Y en ese lugar fantástico donde cualquier cosa puede pasar, Giménez da rienda suelta a su imaginario dibujando extravagantes personajes, monstruos fantásticos, extraterrestres, enmarcado en una detalladísima arquitectura. El artista comenta acerca de su proceso creativo:

“ Hay que sentir una curiosidad permanente, que se puede expresar en la frase “¿Cómo quedaría esta secuencia o este ángulo o este color si lo hiciera o aplicara de esta forma?” Esta curiosidad es peligrosa porque atenta contra el tiempo de producción, pero sin ella el estancamiento profesional se adivina en la vuelta de la esquina.
Cuando esa idea dentro de tu cerebro surge y la transmisión nerviosa pasa a tu brazo con decisión, y la mano se mueve con precisión reproduciendo esa idea al 70%… es que vas por buen camino, aunque habrá que seguir trabajando para aumentar ese porcentaje hasta acercarlo todo lo posible al 100%.
Casi siempre suelo afrontar la creación de una página de la misma manera. Primero escribo todo el libro y lo preparo, para así saber qué páginas van a ser dobles, etc., para lo cual comprimo otras partes de la historia que considero menos interesantes. El segundo paso es pasar a limpio ese boceto, retocar los enfoques que quizás surgieron intuitivamente pero que luego descubres que hay que cambiar o que decides que no sirven para nada. Las formas quedan así perfiladas con bastante certeza.”

012

Un par de años después, Giménez dibuja junto a Jodorowsky su obra cumbre, La Casta de los Metabarones, cómic clave dentro de la ciencia ficción, que dura 10 años de trabajo. Pero esa es otra historia…

Dejemos que la Ciudad nos envuelva y nos aprisione también a los lectores.

nectarina.

http://www.juangimenez.com/

http://trazosenelbloc.blogspot.com/2007/02/crtica-ciudad-de-ricardo-barreiro-juan.html
http://www.zonanegativa.com/?p=4709

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios (12)

Leojunio 2nd, 2009 at 5:11 pm

Yo alucino con tu blog cada día más, en el sentido más positivo del mundo. Porque no sólo aprecias en el cómic las sutilezas del dibujo (obvias tratándose de este género), sino las del argumento en sí, que generalmente pasan completamente desapercibidas para el público más general que se acerca por primera vez al cómic.

Para mí, que como sabes soy una total inculta de este mundo, es todo un hallazgo, de verdad. Me encanta cómo escribes y las muchas cosas que me enseñas en cada post.

nectarinajunio 2nd, 2009 at 8:19 pm

Muchísimas gracias Leo, no sabes cómo me animas!
Para mí un cómic es la unión inseparable de guión + dibujo, tienen que ser ambas cosas buenas, incluso he de decir que muchos cómics con un dibujo flojo pero un buen guión se salvan, pero si el guión es malo, un pedazo de dibujante no tiene nada que hacer en la percepción global de la obra.
Es como las películas, que aunque haya algunas que tengan grandísimos actores, por ejemplo, si el director es malo…la peli es mala de narices.
Pues nada, cuando quieras te presto alguno de los que te hayan gustado, de verdad!
Besos.

elrincondeltaradeteagosto 9th, 2009 at 7:36 pm

Sin duda un buen cómic que hay que leer. Yo ya lo lei hace años.

Dumakerseptiembre 3rd, 2009 at 10:30 pm

Estoy babeando con los dibujos, también la historia es muy interesante, te lleva casi en volandas y no te suelta, capítulos cortos, metáforas algo evidentes pero de las que da gusto ponerse ante los ojos. Voy a leerme otro capítulo y a dormir.

Gran blog Nectarina, graaaan blog ~:)

nectarinaseptiembre 4th, 2009 at 7:10 pm

Adoro este cómic, aunque creo que esto ya lo he dicho ;-)
Si te gusta también Trazos de Tinta, me quedo encantada.
Saludos Dumaker.

Juanseptiembre 8th, 2009 at 12:07 pm

Yo sigo teniendo en un lugar destacado de mi librería los dos volúmenes de “Ciudad”. Son simplemente geniales y ese final… muy bueno :-)

Caramba, en cuanto llegue esta noche a casa me doy un homenaje.

nectarinaseptiembre 8th, 2009 at 8:18 pm

Verdad que todo el mundo lo debería leer? A qué esperáis los que no lo tienen?? No defrauda a nadie!

Liliananoviembre 18th, 2010 at 4:02 pm

Me gusto todo. Eres buenazo

Ismael Sobrinoseptiembre 13th, 2011 at 5:51 pm

Con este tebeo me divierte especular sobre las posibles lecturas de Ricardo Barreiro, ante todo la idea del centro que me recuerda a Edward Shils. Soy capaz de creer en la elección del imaginario popular desplegado por guionista y dibujante como una disposición fantástica de creencias y valores sociales. El ejemplo más sencillo quizás sea el episodio del Supermarket con ese personaje tan peculiar, y el modo ritual en que el Eternauta presenta la plaza es otro fuerte. Aunque mi episodio preferido es el del músico.
En fin, no es el único tebeo urbano de Barreiro, Caín, Parque Chas, Ministerio, probablemente algún otro que no he leído, pero en (yo creo que) ningún otro resulta tan sencillo y eficaz. Con Ciudad podemos recordar una la urbe como un modelo prototípico y lejano de la forma en que a veces quieren que vivamos la ciudad, naturalmente la polis controlada y administrada.Los cartuchos de texto de Barreiro se te clavan, son fantásticos
Yo también tengo Ciudad en esta edición. Y te robaré un par imágenes, si no te importa.

nectarinaseptiembre 15th, 2011 at 7:56 pm

Ismael, gracias por tu comentario y aportación. Buscaré algún otro cómic de Barreiro de los que recomiendas! Saludos.

Maxijunio 8th, 2012 at 4:51 am

Alguien sabe donde lo puedo conseguir?

nectarinajunio 8th, 2012 at 10:49 am

Hola Maxi,
Fuera de España desconozco dónde lo puedes comprar, supongo que en Amazon hay alguna edición disponible.
No obstante, aquí tienes un link con cómics de Giménez para descargarlos en formato cbr:

http://darkchronos-comics.blogspot.ie/2009/01/coleccin-juan-gimnez.html

Que lo disfrutes.

Deja un comentario

¿Qué te parece?